miércoles, 2 de marzo de 2011

A veces


A veces, como esta mañana, te muestras alegre, incluso cariñosa, y mi corazón se regocija. Pero si intento acercarme a ti inmediatamente se alza esa barrera contra la que me golpeo una y otra vez. Puede que ni siquiera seas consciente de ello, pero te aseguro que es infranqueable. En ese momento me siento impotente y sobre todo, triste.
No sé luchar contra ella porque ni siquiera puedo reprochártelo, no tengo argumentos para hacerlo. Lo peor de todo es que en esos instantes no sé como actuar, como comportarme, ni siquiera que decir. “Tienes que currártelo” dijiste, ¿currarme qué? ¿Acaso queda algo por lo que luchar? Ni siquiera quiero saber la respuesta, me aterra, pues la última vez dijiste “quiero que seamos amigos” y eso cae como un jarro de agua fría sobre mi alma, tal vez al fin y al cabo sea cierto aquello de que cuando se ama, como tú y yo nos hemos amado, no queda ya lugar para una simple amistad, y deba ser todo o nada.
A veces, quisiera que pudieras leer directamente en mi corazón y en mi cabeza, porque con las palabras, curiosamente, parecemos incapaces de entendernos. Puede que no sirviera para nada, que no adelantáramos nada, pero al menos tal vez tus miedos y tus dudas no serían tales, y comprenderías que hoy, estoy muy lejos de la imagen que tienes de mí.
Hoy he querido desnudar mis palabras de cualquier intento literario, sólo quería que supieras como me sentí esta mañana, que intento seguir mi camino pero es circular, y siempre vuelve a ti, aunque sepa que esa barrera está esperando, fría, impertérrita, y que volverá a alzarse una y otra vez.

15 comentarios:

El Caballero de la Insula Etérea dijo...

A veces, para continuar el camino hacia un objetivo que está justo frente a nosotros pero para el que no encontramos la senda por más que buscamos, conviene alejarse un poco para mirar en panorámico.
Salu2

Willow dijo...

Un camino que por muy rapido que cruces y muy lejos quieres que te lleve, siempre te conduce al punto de partida...

A veces...hay que tomar rutas alternativas.

montoncitos de besitos!!

glcarmen dijo...

Linda musica Jucar.
A veces solo a veces...el muro sirve para despertarnos.
Y lo mas importante es...dejar hablar al corazon.

Sakkarah dijo...

Las palabras son vías de desahogo. Además hay situaciones que se dan parecidas en muchas personas.

Un beso

Diotima dijo...

yo creo de verdad que si te dice eso lo que tienes es de verdad que no insistir más. Ahora está cambiando urano, hacia aries, y muchas relaciones van a saltar, sigue buscando de verdad, no merece la pena, seguro que puedes encontrar alguien mejor...

un besito!!

Sira dijo...

Supongo que es dificil seguir viviendo lejos de quién amas tanto, y tenerle cerca sabiendo que ya no es cómo antes pero no te queda otra que aprender a vivir en esta situación, tomar distancia, abrirse a otras posibilidades aunque no te apetezca, y que pase tiempo con la firme voluntad de querer pasar página. Se que suena a frío pero no puedes seguir haciendote esto.



¿Qué es mejor querer y no ser correspondido? o ¿que te quieran y no ser recíproco? Llámame loca pero prefiero querer, con ese sentimiento generoso y genuino.



¿Qué se sufre?



¡claro!



pero no hay nada mejor que sentir amor y que la otra persona sepa que a pesar de...

PUEDE CONTAR CONTIGO, como decia el gran Benedetti:



" Si alguna vez

advierte

que la miro a los ojos

y una veta de amor

reconoce en los míos

no alerte sus fusiles

ni piense qué delirio

a pesar de la veta

o tal vez porque existe

usted puede contar

conmigo".



Aunque hayas huido de retorica literaria, lo siento amigo Júcar pero no lo has conseguido. Es una carta preciosa y de gran valor.



Un fuerte abrazo.

Princesalidia dijo...

A veces es imposible romper ataduras, a veces no se pueden saltar barreras, a veces preferimos seguir que cambiar algo por temor a equivocarnos,,,
un besoooooooooo

Lady Byron dijo...

Nada me da más miedo que las personas con capacidad de "bunker emocional". Necesito puertas abiertas, jamás tengo miedo de franquearlas.

Besos

Violette dijo...

el desencuentro... qué triste Júcar,... y sin embargo, tan real como cotidiano.. un beso grande,

Maria Coca dijo...

Nunca es una mala elección el seguir el camino que te marca el corazón. El camino que te indica el estómago y tu alma enamorada.

Sólo espero que la felicidad te bese las ansias.

Un abrazo.

Menta dijo...

Anistad despues del amor...quizas cuando en los años se crucen de nuevo los caminos .

Besos Jucar

TriniReina dijo...

Esas barreras sólo se pueden amainar a base de palabras: palabras para el otro, para uno mismo, para el aire...Palabras que nos liberen del ahogo.

Abrazos

No sabía de este blog en blogspot. Para mí es más fácil acceder a el.

Oréadas dijo...

Hay caminos que siempre llevan a una misma dirección, aunque cambie el paisaje.
Un saludo

Jucar dijo...

Gracias por vuestras visitas y por vuestras palabras.

Swett Lola dijo...

Hola!!
No sabes lo triste que me he puesto con tus palabras, no te conozco de nada, pero tus sentimientos se me metieron dentro y me han djado un nudo en el estómago, quizá yo misma haya levantado esa muralla muchas veces, o quizá me haya chocado contra ella otras, siendo como sea es triste, duro no por sí mismo si no por su cotidianeidad.
Un beso