viernes, 24 de diciembre de 2010

Espejo del alma


Me cuesta reconocer aquel rostro atrapado en el espejo, que me devuelve una mirada escrutadora, la mía, mientras intento reconstruir un rostro que ya no existe, una mirada que se difuminó entre los recovecos del pasado, inventar una historia que me salve del dolor de estar vivo.

2 comentarios:

abuela normanda dijo...

Sabes, no estés triste, no digas INVENTAR UNA HISTORIA QUE ME SALVE DE ESTAR VIVO, Durante un largo tiempo pensé así, y menos mal que nadie me escuchó, ya que me habría perdido lo mucho que me ha pasado divino después, Dicen que la vida es un tango, y que hay que saber balilarle, y es una verdad como un templo de grande amigo.
muchos besos

Sorti dijo...

Invéntala Júcar, invéntala, tú sabes.... Yo sé que tú sabes... El vídeo de "Por ti volare" genial, pero nosotros nos enganchamos a Raphael