lunes, 19 de enero de 2009

Lluvia en soledad


Hoy dejaré que el viento se lleve mis letras, que las arrastre desordenadas, ante la incertidumbre de un tiempo que se escapa entre mis dedos, hasta acabar deshaciéndose en trocitos de nada. Dejaré que la lluvia de mis ojos desdibuje el infinito de tus versos, ríos de tinta buscando la mar, que calma los espera para mecerlos como pétalos suicidas. Fue cuando murieron las estrellas que me di cuenta que la luna me había abandonado mientras danzaba sobre los vértices de la locura.

Hoy que la tristeza campa a sus anchas por los campos yermos de mis esperanzas, la transgresión de las horas, arañando las paredes de la consciencia, con las uñas llenas de cal y la garganta vacía de gritos, me devuelve la certeza de un atardecer teñido de añil melancolía. Esta noche que me encuentro más frágil que nunca, mis ojos destilan una gota de vacío que se pierde, como lágrimas en la lluvia buscando la profundidad de tu mirada.

Pesa sobre mí la vulnerable tristeza de un momento perdido, y mientras mi ánimo desciende hasta los sótanos de un dolor escondido entre las sombras, el murmullo de tu voz se apaga en un adiós no pronunciado. Somos como almas perdidas en la penumbra de la desolación, mientras la noche en forma de ausencia cae repentinamente sobre nosotros. No quiero almacenar lejanías de las que arrepentirme, quisiera retener nuestra historia en la medialuna de una sonrisa apenas esbozada.

Pero me voy, sabiendo que una nueva tristeza me aguarda tras cada esquina, dejaré huérfanos los silencios y se quedarán sin palabras las soledades, mientras el eco de mis pisadas retumba sobre el asfalto mojado

5 comentarios:

Zarza dijo...

Bellí­simo texto. Rezuma la melancolí­a de una adií³s.
un beso.

Artemis dijo...

La tristeza de un adií³s siempre genera bellas palabras y tú las hilvanas con gran sensibilidad.
Me ha encantado.
Un abrazo

nithaphilliac dijo...

que dificil es decir adios, y a veces es dificil hasta decir hola. Para eso quedan las buenos momentos, que no se borran ni por muchas lágrimas que caigan encima.
Solo decir que me ha encantado y que seguro si la historia hubiera continuado me habrí­a caido la lagrimita (que ha estado a punto) : )

excelente, me encanta leerte
besos

gracias por pasarte,

palabrerias dijo...

bella tristeza...

Un placer leerte

Sorti dijo...

A mi me parece un poema desolador que refleja un momento crí­tico. Ni un resquicio a la esperanza. Ni siquiera en el último párrafo... No obstante, bellas palabras