domingo, 10 de febrero de 2008

Hasta donde el corazón nos lleve


Le pondré tu nombre a la estrella más brillante del firmamento, aquella que nos iluminará cuando nuestros cuerpos sean uno solo, aquella que saldrá a pasear para nosotros, aquella que inventaré solo para ti. Cuando mis labios febriles recorran cada centímetro de tu piel, cuando la razón se pliegue a la fuerza del deseo, de ese deseo que nos consume tan solo de pensarnos, de sentirnos en la cercanía de dos corazones que viven dentro de un solo latido hasta hacer prisionera la nebulosa de sentimientos que no entiende de distancias, para la que setecientos kilómetros se recorren de un solo paso, el que da mi corazón cada vez que se encuentra con el tuyo, cada día, cuando te presiento y soy capaz de verte a mi lado, y puedo tocarte, abrazarte, besarte, sentirte. Y en ese momento soy consciente de que la pasión que nos une no podrá ser abatida por ningún vendaval, por mucho que los gigantes se conviertan en molinos de viento y agiten con fuerza sus aspas intentando arrastrarnos, por mucho que Ramsés llenara de arena las alforjas de mi esperanza.
Nos veo, bañados por aquella playa añorada de aguas serenas que habitan en el fondo de mi memoria, en la torre más alta de aquel recinto que Boabdil no supo defender como un hombre, o paseando por las salas de un museo modernista que cambia de color, ¿qué mas da el lugar mientras pueda sentir el calor de tu cuerpo junto al mío, escuchar el susurro de tu voz en mis oídos o reflejarme en el infinito de tu mirada hasta hacer de tus secretos mis verdades?.
Te deseo, deseo perderme en cada una de las curvas de tu cuerpo, recorrerte, cada poro, cada rincón prohibido, beberte, saciarme de ti hasta que juntos, caigamos derrengados cuando de madrugada, vencidos y agotados, abrazados, colmados de amor, nos dejemos mecer entre los brazos de Morfeo Hacer de esa escena repetida nuestra razón de vivir, de ser, como si fuéramos los personajes eternos de aquel invento de Morel, tú mi Faustine y el mundo aquella isla desierta en la que entregarnos a nuestra pasión. Y te amo, te amo mucho más aún.

11 comentarios:

Drew dijo...

muy sugerente

Pilar dijo...

Añado precioso al sugerente que escribií³ Drew.

Luis dijo...

Una maravilla todo este campo de letras y poesí­a con el que dibujas un mundo de amor y sugerencias.
Como siempre fantástico.
Un saludo

María dijo...

sugerente y llena declaracií³n de amor.

Besos.

Aladiara dijo...

Júcar, los sentimientos recorren tu alma y se tornan palabra, que con tu locuaz pluma transformas en divinos tesoros.
Besos de Plata

Sortilegios y memorias dijo...

Eso es estar enamorado. Luchar contra la distancia, una distancia que en realidad no existe... Consumar para no consumirse (mi lema). Lo demás rellenarlo con esperanza y recuerdos recientes. Hasta la prí³xima consumacií³n.

Trini dijo...

Siempre es un placer leerte y hoy no iba a ser menos.
Muy bello y cálido relat El deseo siempre latente.
Un abrazo

Luis Alfonso dijo...

¡Que hermosas palabras. hermano!
El inicio es genial, siempre he querido hacer eso, hay mujeres que se lo merecen.
¡Namaste!

Hechi dijo...

Qué delicia leerte, precisamente, el otro dí­a en el foro de ciudad blog que hablabamos de la importacia de comenzar un texto con una buena frase, proponí­a está como ejemplo, por que comienza con una frase que incita a seguir leyendo y ni una sola del resto defrauda.
Hay tanto amor, tanto deseo, tanta magia en tus letras que una se queda atrapada entre ellas, por siempre.Muááá
Tas.

Vivir soñando dijo...

Mi comentario, no tiene que ver con tu texto (aunque he aprovechado para releerlo, ¡ es tan sugerente !

Solo que he leido en un comentario que has hecho a Margarita que no has leido Cien años de Soledad de Gabriel Garcia Marquez. y te pido ENCARECIDAMENTE, que lo hagas!!!
Lo he leido muchas, muchas veces. Es un libro para mi de cabecera... La primera vez es complicado por la cantidad de nombres que utiliza para la familia protagonista, y es util tener boli y papel a mano para hacerte el arbol genealogico de los personajes, pero es tan "magico" el texto que te cautiva desde la primera a la última página... Uno de los personajes Amaranta, está en mi memoria y he utilizado ese nick en ocasiones...

Un abrazo y gracias por tu visita a casa...te echaba de menos..

PlumaPoética dijo...

Muchisimas gracias por haber pasado a firmarme!!!
Lei lo qe escribiste i es realmente mas qe hermozo!!!!
Se nota qe eres un axcelente escritor!!