domingo, 24 de febrero de 2008

Génesis de luz 3.Travesía


Mar de arena infinito, atardeceres rojizos sobre el oasis, marismas de dunas/dudas que se abaten sobre mí cuando Tutankhamon decidió desplegar sus ejércitos y robarte. Veinte días, veinte noches llenas de soledades. Y comienza la cuenta atrás, ¡maldito reloj que impertérrito se niega a obedecer mis órdenes de correr más deprisa! La angustia y la desazón que anidan en mi interior, dispuestas a devorarme las entrañas. El miedo a una verdad prohibida que se abre paso con fuerza, que ha hecho prisionero ese músculo que se contrae y se expande y que en cada movimiento lleva escrito tu nombre. La duda a una quimera incierta, el temor de que en tu mente no..., en tus sueños no..., en tu corazón no...
El terror a confundir tus sentimientos cuando mi velero ha zarpado sin posibilidad de retorno, hacia mar abierto, dispuesto a entregarse a las fuerzas del dios del océano para que decida su destino, que lo conduzca a tu puerto de aguas dulces, o que desguace sus tablas, rompa sus velas y viva/muera para siempre en el fondo del mar.
Me cuelgo de las manecillas del reloj, en un vano intento de hacerlas cabalgar más deprisa por los senderos del tiempo. Si pudiera correr a tu encuentro, cruzar mi espada con la del faraón y llegar hasta ti, rescatarte.
Dudas, soledades, angustia, desazón, miedo, temor, esperanza. Todo junto en mi interior cuando por fin llega el día. Y te busco, y estás. Y te miro, y estás. Y te amo, y es.

8 comentarios:

VioletaBerna dijo...

Los miedos van unidos a los grandes mares.
Un beso.

Dawn dijo...

que hermosura, es una oda que para si la quisiera Homero...que barbaridad, un amor en el tiempo.....Osiris? Nefertiti? ....
maestro¡ mil besos

Sortilegios y memorias dijo...

Un final feliz para lo que eran dos únicas posibilidades en juego. Suena técnico (de lo cual no tengo ni idea) pero el tratamiento que has hecho del lenguaje me ha hecho navegar en busca de algo... a lo que aún no he puesto nombre. La direccií³n sí­ la tengo más clara, espero hallar un sí­, como el protagonista de tu historia.
Me ha gustado mucho cada frase, y el final, con sus formas verbales, más.

Lluvya dijo...

uf... entraba solo a desearte un buen inicio de semana y agradecerte tu visita... pero vamos... como no comentarlo??

me ha encantado!! o impactado?? no sé... pero creas de la nada un cúmulo de emociones que me han hecho sentir como las olas de un mar embravecido... es genial!!

creo que voy a releerlo de nuevo!!

mis sinceras felicitaciones, maestro!!

un saludo

Vivir soñando dijo...

El amor, es el único capaz de conseguirlo TODO y de salvar cualquier escollo y barrera.
Precioso, me ha emocionado.

Hechi dijo...

" te amo y Es"... que decir ante esto???cuando se escribe en el libro del universo los nombres de dos almas que deben encontrarse, ya no hay dudas, ni miedos, ni angustia,es y sucede, la magia del amor se escribe con tinta imborrable, los corazones quedan tatuados para siempre con ese amor...por muchos faraones que haya luchando en cotra de ello, mira las dunas...ahí­ ya estaba escrito.
Alucinante texto, maravilloso, perfecto...
Muá
tas

la cueva de los locos dijo...

el tiempo... ese diabolico invento. Nadie puede controlarle. Es implacable, y no escucha ninguna peticií³n. Cuando quieres que pase rápido es lento como un caracol. Y cuando quieres retenerle, vuela veloz.
Y siempre siempre acaba ganando

Trini dijo...

Afortunado el que, tras esa travesí­a de desesperanza halla a la la que esperaba y recobra la felicidad...

Un abrazo